Deberes o no deberes en verano: Otros recursos para que los niños aprendan

Deberes o no deberes en verano

Deberes o no deberes en verano: Otros recursos para que los niños aprendan

Llegan las esperadas vacaciones de verano y con ellas el eterno debate ¿deberes o no deberes de verano? Y es que donde algunos docentes y padres opinan que no son necesarios, que ya bastante han trabajado durante el curso, otros tienen la opinión de que seguir una rutina diaria de deberes les hace mucho favor. ¿Cuál es el término medio? ¿Hay otros recursos para que aprendan más allá de los libros y las fichas?

Deberes en verano ¿sí o no?

Algunos padres dicen que sus hijos deben poder disfrutar de unas vacaciones sin obligaciones, es decir, sin deberes. Y otros en cambio creen que estar dos meses y medio sin deberes hará que se les olvide lo aprendido, que luego les cueste mucho más volver a la rutina y que incluso se volverán más desobedientes pues no tienen obligaciones.

En este sentido, cabe señalar que los docentes también tienen diferentes opiniones. Los hay que mandan fichas de lengua y matemáticas para hacer en vacaciones, los que solo lanzan alguna que otra recomendación y los que únicamente dice que con un rato de lectura al día es más que suficiente.
En lo que sí se ponen de acuerdo docentes y padres es que hay que decidir según sea cada niño: su nivel cognitivo, su desarrollo, su responsabilidad y lo mucho o poco que se haya esforzado durante el curso.

Por otro, en el caso de niños o niñas que presenta necesidades educativas especiales, sí que sería aconsejable una rutina por pequeña que sea pues de este modo reforzarán los conocimientos y habilidades adquiridas durante el curso escolar.

Alternativas y recursos: los otros deberes durante el verano

Sea como sea ¿se puede aprender sin hacer fichas y más fichas? ¡Desde luego que sí! En los otros deberes, los que no están solo en los libros, tendremos el recurso perfecto para este verano. ¡Mira qué de ideas tenemos para ti!

+ Crea un álbum de fotos o un diario de verano

Para seguir con la lecto escritura, mejorar la atención, la concentración y el uso del lenguaje escrito podemos regalar a los niños un cuaderno en blanco para que creen su álbum o su diario de verano con aquellas experiencias y actividades que van haciendo. Además de aprender y de estar entretenidos tendrán un bonito recuerdo.

+ Hacemos juntos las tareas del hogar

¿Sabías que yendo al supermercado también se puede aprender matemáticas? Incluso lengua si son los niños los encargados de hacer la lista de la compra. Hacer tareas en casa tiene tantos beneficios, académicos y no académicos que es una actividad que bien merece la pena que hagan durante todo el año ¿no te parece?

+ Juegos de mesa, con mamá, papá y los amigos

Juegos de mesa hay muchos y muy variados, solo tienes que elegir aquellos que veas que les motiva van. Gracias a este recurso pondrán en práctica diferentes conocimientos y saberes vistos en las asignaturas ¡y además no se aburrirán nunca!

+ Deberes en verano: Recetas caseras

Desde un rico helado hasta la ensalada para la cena pasando por recoger y poner la mesa. Cuando se trata de elaborar el menú cada uno puede participar en la medida de su edad y desarrollo ¡aquí colaboramos todos!

+ Y, por supuesto, la lectura, nuestro mejor pasatiempo para el verano

Hay niños a los que les encanta leer y otros que solo lo hacen porque un adulto se lo manda como tarea. Si tu hijo es del segundo grupo, ahora que las rutinas se relajan puedes probar con algún libro, cuento, cómic, novela… que le llame atención o incluso crear un ratito de lectura después de comer en el que mamá y papá también cojan su libro ¡seguro que al final acaba por aficionarse a la lectura!

¡Feliz verano!

GlobalCamp
global@globalcamp.net
2 Comments

Post A Comment