Cómo preparar cenas saludables para los niños (y para toda la familia)
20620
post-template-default,single,single-post,postid-20620,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Cómo preparar cenas saludables para los niños (y para toda la familia)

Cómo preparar cenas saludables para los niños

Cómo preparar cenas saludables para los niños (y para toda la familia)

Tanto como padres como organizadores de campamentos de verano, en Global Camp nos preocupa la alimentación de niños y adolescentes, es por ello que hemos creado una guía completa para darte las claves con las que lograrás preparar ricas cenas saludables y equilibradas para toda la familia. Toma papel y lápiz que empezamos.

La importancia hacer bien todas las comidas del día

Se habla mucho acerca de la importancia de hacer un buen desayuno y de lo necesario que es incluir en la comida alimentos que aporten los nutrientes necesarios para que los niños puedan crecer tanto a nivel físico como mental. Sin embargo, muchas veces las cenas caen en el olvido, es decir, se deja de dedicar tiempo a elaborar cenas igual de variadas y equilibradas que las comidas, ¿por qué? Pues principalmente por pereza o por falta de tiempo.

Si nos fijamos en la pirámide nutricional y ponemos como base la dieta mediterránea, tenemos como resultado que lo correcto son hacer cinco comidas al día, norma que sirve para niños y adultos: desayuno, almuerzo de media mañana, comida, merienda de la tarde y cena. En todas ellas se deben incluir alimentos sanos y ricos en fibra, vitaminas y minerales que vengan a cubrir todas las necesidades, sobre todo las de niños y adolescentes pues están en crecimiento.

Veamos, pues, una serie de consejos que te serán de gran utilidad para organizar la última comida del día y no acabar tomando siempre lo mismo por culpa de las prisas o el cansancio. ¡Vamos allá!

3 consejos para preparar cenas saludables, ricas y variadas

cenas saludables para los niños

Se ha de seguir siempre unos buenos hábitos alimenticios desde que los niños son pequeños, es lo que se conoce como la educación alimentaria y lo que hará que los niños cuando crezcan sepan seguir comiendo bien. ¿Sabías que son muchos los estudios que citan que llevar una correcta, variada y completa alimentación ayuda a prevenir enfermedades en la infancia y en la vida adulta? Revisa los consejos que aquí te dejamos y seguro que lo ves todo mucho más fácil.

1. Cenas saludables en familia, ¿se te ocurre algo mejor?

Cenar en familia e involucrar a los peques en la medida de lo posible en la elaboración de las cenas, ya sea poniendo la mesa, cocinando o pensando el menú, es el primer paso para lograr que las cenas sean saludables y equilibradas. De esta forma se crea una rutina que dará pie a seguir unos hábitos correctos y una alimentación ideal. ¡Y además es un momento excelente para hablar de cómo os ha ido el día!

2. Variedad, variedad y variedad

Para el lunes crema de verduras y filete de pescado a la plancha acompañado de ensalada de tomate. El martes guiso de muslos de pollo con verdura. El miércoles, ¿qué te parece una rica ensalada de mezcla de lechuga y atún? Para el jueves podemos hacer tortilla de patata y ensalada de zanahoria. Los viernes pizza casera en el que cada uno puede poner su ingrediente favorito. Los sábados un rico filete de salmón con puré de patata y ya para terminar la semana una sopa de pollo casera y lenguado al horno. En cuanto al postre, fruta de temporada o yogur. ¿Has visto con que poco se planifica el menú de las cenas saludables para toda la semana? Seguro que se te ocurren cientos de recetas para innovar y no caer en la monotonía.

3. Las cenas han de ser ligeras

Dejamos las comidas más ‘pesadas’ con mayores niveles de proteínas y carbohidratos para la hora de la comida, tales como las pastas, las legumbres y las carnes rojas, y seleccionamos carnes magras, pescados y verduras para las cenas. Es hacia el final del día que se gasta menos energía y por lo tanto no necesitamos consumir los mismos alimentos que durante el resto de la jornada. Eso sí, no cometas el error de cenar siempre un tazón de leche con cereales o dos piezas de fruta. ¡Las cenas deben ser saludables y variadas!

¡Las cenas serán a partir de ahora el momento favorito para toda la familia!

729 total views, 3 views today

No hay comentarios

Dejar un comentario