Ciberbullying: evita que tu hijo sea víctima del ciberacoso - GlobalCamp
20436
post-template-default,single,single-post,postid-20436,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Ciberbullying: evita que tu hijo sea víctima del ciberacoso

ciberbullying

Ciberbullying: evita que tu hijo sea víctima del ciberacoso

Muchos padres nos asustamos cuando leemos en la prensa o escuchamos en la televisión o la radio la palabra bullying, una lacra que está a la orden del día y que, por desgracia, puede tocarnos a cualquier de nosotros o de nuestros hijos. La cosa cambia un poco cuando se trata de ciberbullying, ya que desconocemos realmente qué es y las consecuencias que puede tener.

El ciberbullying es el daño intencional o repetido infligido por parte de un menor o grupo de menores hacia otro menor a través del uso de medios digitales. Se trata de una violencia que sale de las aulas y que se convierte en algo invisible, anónimo e, incluso, constante, ya que puede ejercerse en cualquier momento del día y en cualquier lugar. Todo ello provoca que la sensación de desamparo de la víctima sea mayor que con el acoso escolar tradicional y que, en ocasiones, puedan combinarse, o quizás uno viene consecuencia del otro, aunque no siempre necesariamente es así.

En cualquier caso, el ciberacaso suele basarse en situaciones de desvalorización, publicación de contenidos comprometedores, marginación, humillaciones, insultos o amenazas.

Cómo saber si mi hijo está sufriendo ciberacaso

El hecho de que la mayoría de la víctimas no avisen o comuniquen que están sufriendo violencia a través de medios digitales hace difícil detectar un caso de ciberbullying, ya que las secuelas no resultan tan visibles (no hay violencia físicas). Pero aún así, los padres podemos permanecer alerta a ciertos síntomas o pautas que nos pueden dar algunas pistas, como son irritabilidad constante, nerviosismo, tristeza, sentimiento de soledad, baja autoestima o ideas suicidas.

También existen algunos síntomas físicos/emocionales que pueden resultar claves para identificar un caso de ciberbullying: dolor abdominal, trastorno del sueño, cefalea, fatiga, pérdida de apetito y peso, vértigos…

Pasos para evitar el ciberbullying

Los adultos debemos hacer un esfuerzo por conocer y comprender las herramientas digitales, para entender así mejor las situaciones que pueden darse. Aquí te damos una serie de consejos que te pueden ayudar con mejor:

  • Explícale a tus hijos los límites de la comunicación con el móvil e internet. Está bien que usen el teléfono para intercambiarse mensajes con sus amigos o para avisarnos de que llegarán tarde a casa, pero tienen que conocer también la otra cara.
  • Habla con él de los lugares que visita y de las personas con las que entabla conversación, será una de las mejores formas de evitar graves consecuencias. No se trata de controlar, pero sí de saber con quién se relaciona en la Red.
  • Internet avanza a una velocidad de vértigo, por eso es conveniente tener información actualizada de los contenidos digitales: redes sociales, videojuegos… Convivir con la tecnología es una manera de acercarnos a nuestros hijos.
  • Aprende a tener confianza con tus hijos para que, en caso de un episodio de ciberbullying, tenga el valor de contártelo y puedas ayudarle.
  • Debemos predicar con el ejemplo. Si nosotros hacemos un buen uso de la tecnología, ellos seguirán nuestros pasos. No nos quejemos de que están todo el día pegados a la pantalla del móvil si nosotros no lo soltamos ni para disfrutar de una comida en familia.

Consejos para evitar el ciberbullying y que tu hijo debería leer

¿Cómo preparar a nuestros hijos ante un caso de ciberbullying? Aquí os damos unos consejos para deberíamos de leer juntos. De esta manera evitaréis o minimizaréis el riesgo y los efectos negativos de este tipo de acaso.

  • Ante las provocaciones, mejor evitarlas. La otra persona se cansará y terminará por dejarte en paz.
  • Si en algún momento notas que te molestan, bloquea al usuario, abandona la conexión y pide ayuda a un mayor. Ah, y muy importante, no destruyas nada y guarda pruebas.
  • Bajo ningún concepto, facilites ningún tipo de datos personales. No pienses que estás del todo seguro al otro lado de la pantalla.
  • En la Red, como en cualquier otro sitio, compórtate con educación. No hagas aquí lo que no harías, por ejemplo, a la cara.
  • Advierte a quien abusa que está cometiendo un delito. ¡Quizá piensa que es una broma y no es consciente de sus consecuencias!

En tu mano, en las nuestras y en el de las autoridades está poder acabar con este tipo de acoso que, según el II Estudio sobre acoso y ciberbullying, publicado por la asociación ANAR, va en aumento (el 26% de los casos de acoso es a través de las redes sociales, internet y fruto de las nuevas tecnologías).

1,401 total views, 3 views today

No hay comentarios

Dejar un comentario